La realidad del aborto

Riesgos médicos y sicológicos del aborto

El aborto conlleva una serie de riesgos para la madre.

Riesgos médicos

Los métodos abortivos tienen un riesgo de complicaciones médicas que pueden aumentar en fases avanzadas del embarazo. Cada técnica presenta riesgos diferentes que van desde infecciones, inflamaciones, perforaciones o hemorragias hasta el aumento de las probabilidades de futuros embarazos ectópicos, abortos espontáneos o de tener bebés con problemas de peso o malformaciones, pasando por riesgos de paro cardíaco, fallo renal o embolia cerebral cuando se recurren a fármacos abortivos.

Riesgos sicológicos

La decisión del aborto es difícil para una mujer. Sin embargo, los especialistas no están de acuerdo en la relación existente entre un aborto provocado y la salud mental de la mujer. Algunos sostienen que no hay evidencia científica de un estrés postaborto. Otros, en cambio, afirman que las mujeres que han abortado tienen una propensión a la depresión que no tienen aquellas que no lo han hecho o que no han estado embarazadas.

Algunos defienden la existencia de un síndrome postaborto que se definirían como una turbación psicológica derivada de la toma de consciencia del alcance que el aborto tuvo y de saberse responsable de tal acto. Este síndrome implicaría daños en la autoestima, pensamientos suicidas, intentos de suicidio, consumo de drogas o bebidas alcohólicas, resentimiento y odio hacia la persona que aconsejó el aborto, estados de depresión o pánico, pesadillas nocturnas y dificultad en las relaciones interpersonales, entre otros.


hyperpolyglotte