Ilusiones ópticas

Ilusiones con contornos subjetivos

Las ilusiones con contornos subjetivos se basan en la percepción de figuras que se distinguen del fondo aunque ningún trazo las delimite. Estas figuras nos parecen más claras o más oscuras que el fondo por la acción de nuestro cerebro.

Al mirar estas dos imágenes, tendremos la impresión de ver, en la primera, un triángulo blanco y, en la segunda, un triángulo con los lados curbos. Esto a pesar de que nada delimita los triángulos. Además tendremos la impresión de que los triángulos son más blancos que el resto de la imagen aunque no sea así.

image image
image

Esta última imagen representa una cuadrícula incompleta. A primera vista, vemos círculos en los puntos en donde las líneas se cruzarían si estuvieran completas. También vemos unas líneas blancas diagonales. Pero al mirar fíjamente el punto de intersección la ilusión desaparece. Ya no vemos los puntos ni las líneas imaginarias.

En el primer dibujo, veremos claramente un cuadrado más oscuro que el resto de la imagen. Sin embargo, para probar que este tipo de ilusiones dependen de experiencias previas, el segundo dibujo puede ser expuesto a alguien que no haya visto los otros tres y difícilmente distinguirá el triángulo blanco.

image image